6 razones por las que cambiar hacia una alimentación ecológica

Por ROC35, el

ROC35. cambiar hacia una alimentación ecológica

Probablemente hayas oído el dicho “somos lo que comemos”. Pues este sería el motivo principal para alimentarnos conscientemente. Por ello, sería más que razonable empezar a introducir productos ecológicos en nuestra dieta diaria.

 

Una dieta orgánica, basada en productos ecológicos, puede parecer un poco cara a primera vista, si nos centramos en los precios que vemos en los pasillos de los supermercados, o en tiendas especializadas. Sin embargo, no tiene por qué ser así: se puede acceder a productos ecológicos de calidad sin necesidad de gastar mucho dinero.

 

¿Por qué empezar a comer orgánico?

En primer lugar, cambiar a una dieta orgánica consumiendo productos ecológicos, significa que estaremos cuidando de nuestra salud. En este sentido, adoptar una dieta orgánica te ayudará a eliminar los numerosos plaguicidas y productos químicos innecesarios que a menudo se encuentran en la mayoría de los alimentos, y que pueden causar verdaderos estragos en nuestra salud. Teniendo esto en cuenta, aún hay seis razones más por las que cambiar a una dieta orgánica y disfrutar de alimentos recién cocinados, saludables y hechos con conciencia:

  1. Riesgo para la salud

    Muchos alimentos genéticamente modificados han sido puestos en el mercado sin las pruebas adecuadas y, en muchos casos, sin ninguna prueba que verifique realmente si son o no aptos para su consumo. Este hecho pone en serio riesgo la salud de quienes consumen dichos alimentos.

  2. Alimentos ricos en nutrientes

    Los estudios demuestran que los alimentos orgánicos son significativamente más ricos en nutrientes, minerales y vitaminas que los alimentos genéticamente modificados, y que aquellos otros que han sido producidos con el uso de fertilizantes y pesticidas.

  3. Libres de neurotoxinas

    Los alimentos orgánicos están libres de ciertos productos químicos llamados neurotoxinas. Estos productos tienen el potencial de dañar el cerebro y las células nerviosas por lo que, al consumir productos ecológicos, estaríamos protegiéndonos de contraer enfermedades.

  4. Respeto por el medio ambiente

    Tanto los alimentos modificados genéticamente, como los que han sido cultivados usando pesticidas y fertilizantes químicos, ponen en riesgo al medio ambiente.

  5. Consumo responsable

    Las granjas orgánicas son lugares seguros para que las personas puedan trabajar y ganarse la vida de una forma natural y respetuosa con la Naturaleza. De ahí que los productos ecológicos, además de ser saludables, también están contribuyendo a una nueva manera de consumo responsable.

  6. Calidad y sabor

    Los alimentos orgánicos simplemente saben mejor que los producidos a gran escala usando productos químicos. Nada como un buen tomate de la huerta, o una fruta tomada de un árbol en medio del campo, ese sabor es incomparable.

Hay muchas otras razones por las que cambiar a una dieta orgánica y empezar así a usar productos ecológicos. Pero teniendo en cuenta sólo las 6 razones anteriores, creemos que podríamos empezar hoy mismo a cambiar nuestros hábitos.

En realidad es fácil, sólo tienes que echar un vistazo a la nevera y ver cuántos productos frescos y cuántos envasados hay en ella. Y a partir de ahí, empezar a acudir al mercado local más cercano a donde llegan los productos frescos, en vez de ir al supermercado a comprar alimentos envasados y empaquetados. Una vez te acostumbres a consumir productos ecológicos ya no podrás volver atrás ya que, no sólo lo notarán tus papilas gustativas, sino también tu cuerpo.